.. Y después de 30 años de vida oculta, tres años dedicados a cumplir su misión, predicando, curando, enseñando.

Después de treinta años de vivir una vida sencilla, de trabajo, de familia, Jesús emprende el camino.

Deja todo atrás y comienza su vida pública. Tres años dedicados a cumplir su misión, predicando, curando, enseñando. Ha llegado el momento de anunciar el Reino de Dios, de dar las pistas necesarias para alcanzar la salvación.

Un día, a la tranquila orilla del río Jordán, un grito rompió el silencio. Un hombre, vestido con piel de camello proclamaba en el desierto que había que preparar el camino del Señor: ¡Arrepentíos porque el Reino de Dios está cerca!. El tiempo de salvación había llegado. La plenitud de los tiempos se había cumplido. Juan Bautista, enviado por Dios, vino a dar testimonio de que la salvación estaba a la puerta y era necesaria y urgente una nueva actitud para aprovecharla:

BAUTISMO DE JESÚS

Y sucedió que por aquellos días vino Jesús desde Nazaret de Galilea,  y fue bautizado por Juan en el Jordán.
En cuanto salió del agua vio que los cielos  se rasgaban y que el Espíritu en forma  de paloma bajaba a él.
Y se oyó una voz que venía de los cielos:
“Tú eres mi Hijo amado, en ti me complazco.” Mc 1, 9-11

Jesús inicia su predicación

Bordeando el mar de Galilea, vio a Simón y Andrés, el hermano de Simón, largando las redes en el mar, pues eran pescadores.
Jesús les dijo: “Venid conmigo, y os haré llegar a ser pescadores de hombres.
Al instante, dejando las redes, le siguieron.
Caminando un poco adelante, vio a Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan;
estaban también en la barca arreglando las redes, y al instante los llamó.
Y ellos, dejando a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros, se fueron tras él. Mc 1,16-20

Curación del hombre.

Entró de nuevo en la sinagoga, y había allí un hombre que tenía la mano paralizada. Estaban al acecho a ver si se le curaba en sábado para poder acusarle. Dice al hombre…: “Levántate ahí en medio.” Y les dice: “¿Es lícito en sábado hacer el bien en vez del mal, salvar una vida en vez de destruirla?” Pero ellos callaban. Entonces, mirándoles con ira, apenado por la dureza de su corazón, dice al hombre: “Extiende la mano.”
El la extendió y quedó restablecida su mano”… Mc 3,1-5

El joven rico

Se ponía ya en camino cuando uno corrió a su encuentro y…le preguntó: “Maestro bueno, ¿qué he de hacer para tener en herencia vida eterna?” Jesús le dijo: “¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno sino sólo Dios. Ya sabes los mandamientos:…El entonces, le dijo: “Maestro, todo eso lo he guardado desde mi juventud.” Jesús, fijando en él su mirada, le amó y le dijo: “Una cosa te falta: anda, cuanto tienes véndelo y dáselo a los pobres…” Pero él abatido por estas palabras, se marchó entristecido… Mc 10,17-22

Jesús y los niños

Le presentaban también los niños pequeños para que los tocara, y al verlo los discípulos, les reñían. Mas Jesús llamó a los niños, diciendo:
“Dejad que los niños vengan a mí y no se lo impidáis; porque de los que son como éstos es el Reino de Dios.
Yo os aseguro el que no reciba el Reino de Dios como niño, no entrará en él”.  Lc 18,15-17

Jesús camina sobre las aguas

Inmediatamente obligó a los discípulos a subir a la barca y a ir por delante de él a la otra orilla, mientras el despedía a la gente, subió al monte a solas para orar. Al atardecer estaba solo allí. La barca se hallaba ya distante de la tierra muchos estadios, zarandeada por las olas. pues el viento era contrario. Y a la cuarta vigilia de la noche vino él hacia ellos caminando sobre el mar, se turbaron y decían: “Es un fantasma” y de miedo se pusieron a gritar. Pero al instante les habló Jesús diciendo Mt 14,22-27

El hijo pródigo

Dijo: “Un hombre tenía dos hijos; y el menor de ellos dijo al padre: “Padre, dame la parte de la hacienda que me corresponde. Y él les repartió la hacienda. Pocos días después el hijo menor lo reunió todo y se marchó a un país lejano donde malgastó su haciendo viviendo como un libertino. Cuando hubo gastado todo, sobrevino un hambre extrema en aquel país, y comenzó a pasar necesidad…  Lc 15.11-14

Las bienaventuranzas

Viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo:
“Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados.
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.
Bienaventurados los misericordiosos… Mt 5,1-7

La transfiguración

Seis días después,toma Jesús consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan, y los lleva aparte, a un monte alto.

Y se transfiguró delante de ellos: su rostro se puso brillante como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la la luz. En esto, se les aparecieron Moisés y Elías que conversaban con él.

Tomando Pedro la palabra dijo a Jesús: “Señor, bueno es estarnos aquí. Si quieres haré aquí tres tiendas… Mt 17,1,4a…

Agonía de Jesús

Van a una propiedad, cuyo nombre es Getsemaní, y dice a sus discípulos: “Sentaos aquí, mientras yo hago oración.”
Toma consigo a Pedro, Santiago y Juan, y comenzó a sentir pavor y angustia. Y les dice: “Mi alma está triste hasta el punto de morir; quedaos aquí y velad”. Y adelantándose un poco, caía en tierra y suplicaba que a ser posible pasara de él aquella hora… Mc 14,32-35

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuentes: http://www.paginasprodigy.com/navalfrank/vida_publ_1.htm

http://www.es.catholic.net/cristologiatodoacercadejesus/552/1327/articulo.php?id=3337

Publicado  por: Fernando Martinez 

About these ads